Experiencias
Diseño y Branding

Las marcas también tienen sexo y edad

¿Eres consciente de la cantidad de marcas diferentes con las que nos relacionamos cada día? ¿Y sabes qué es lo que nos motiva a conectar más con unas que con otras?

De la misma manera que nos pasa con las personas, lo más probable es que acabemos teniendo una relación estrecha con las que pasamos más tiempo y vivimos más experiencias.

A primera vista, nos llama más relacionarnos con según qué marcas teniendo en cuenta sus características, igual que hacemos con la gente. De hecho, nos sentiremos más atraídos o unidos si esta es afín a nosotros, si su personalidad conecta con la nuestra e incluso si puede ser una forma de expresarnos al comprar sus productos, por lo que es fundamental que como marca seamos atractivos y transmitamos confianza a nuestros públicos.

Y, si tanto se parecen las relaciones que tenemos con las marcas a las que tenemos con las personas, ¿por qué no atribuir a las marcas características típicas de los humanos como son el sexo y la edad? Aunque no lo creas, es algo que ya hacemos todos inconscientemente, según refleja un estudio de la consultora Branward.

¿Por qué es tan importante la personalidad de la marca?

La forma más básica que usamos todos para poder expresar lo que somos, tanto personas como marcas, es el aspecto físico. De la misma forma que como personas tenemos un estilo marcado según cómo nos queremos mostrar, como marcas también tenemos que definir qué queremos transmitir a través de nuestra apariencia.

El logotipo, los iconos, los símbolos, la publicidad o incluso el envase en el que nos vendemos son un reflejo nuestra personalidad, haciéndonos únicos, diferentes y reconocibles a primera vista.

apariencia-Uup

Las dimensiones del sexo

El sexo y la edad que reflejamos las marcas son resultado de varios factores. Por ejemplo, el diseño o los puntos de venta, la publicidad, los productos o incluso el nombre pueden influir en la manera en que percibamos una marca como más femenina o más masculina, pero entre todas ellas destacan las 6 dimensiones propuestas por Aaker y Keller:

1 – Quién es el consumidor: Una marca en concreto puede ser percibida como masculina o femenina dependiendo del sexo de las personas que consuman los productos de esa marca, si son en su mayoría hombres o mujeres.

2 – Personalidad de la marca: Dependiendo de si las características y atributos que tiene están más relacionadas con un género u otro.

3 – Quién comunica: Deberemos tener cuidado para elegir correctamente al embajador o embajadora de marca. Es importante que tenga una personalidad definida y que su imagen coincida con la que nosotros queremos reflejar.

4 – Género gramatical del nombre de la marca: Puede ayudar a la hora de crear la imagen y percepción final, pero no es totalmente vinculante. Por ejemplo, “La Caixa”, aunque vaya acompañada de un artículo femenino, es percibida como masculina.

5 – Lo que transmite el logotipo: Dependiendo de si las formas del logo son más suaves o más rectilíneas, o si los colores son más luminosos u oscuros.

6 – Qué beneficios da el producto o servicio: Debido a los estereotipos culturales, según lo que nos ofrezca el producto, la marca será percibida como más masculina o más femenina.

¿Debemos comunicar de la misma manera a hombres y a mujeres?

Tal y como indica el estudio de la consultora Branward, la respuesta a esta pregunta es, claramente, no. A la hora de comunicar, tenemos que tener en cuenta quién es nuestro público objetivo, es decir, quién queremos que reciba el mensaje, ya que las mujeres y los hombres responden de distinta manera respecto a diferentes tipos de comunicación.

comunicar-hombres-mujeres

Por un lado, las mujeres asimilan mejor la información de los anuncios que los hombres, pero resulta más difícil convencerles de que prueben el producto, porque prefieren conocer el funcionamiento y las razones por las que deberían comprarlo; podría decirse que no son tan impulsivas como los hombres a la hora de comprar.

Por otro lado, los hombres son más visuales, aceptan mejor el humor y el sarcasmo, y la comunicación segmentada tiene un mayor impacto sobre ellos.

¿Cómo adaptar nuestra personalidad a nuestro público objetivo?

Que nos identifiquemos con un sexo o edad concretos no va a determinar nuestro éxito. Pero sí tenemos que ser conscientes de nuestro posicionamiento y nuestra imagen: conocer si nuestro público percibe lo mismo que nosotros queremos expresar mediante nuestra forma de comunicar.

Para conocer si lo estamos haciendo correctamente, podemos:

  • Preguntarnos si los valores que seguimos y que hacen que actuemos como lo hacemos son los correctos, están bien definidos y se comunican con claridad.
  • Conocer nuestra posición en el sector respecto a la competencia, para saber si estamos en buen lugar o tenemos mucho que mejorar.
  • Averiguar cómo perciben los públicos nuestra identidad de marca, saber qué imagen tienen de nosotros.
  • Estudiar a nuestro público objetivo: cuanto mejor lo conozcamos, más fácil nos resultará diseñar estrategias para poder llegar a ellos.
  • Cuidar el tono y el estilo con el que nos comunicamos, y asegurarnos de que concuerda con lo que queremos reflejar y con el público al que nos queremos dirigir.

“Que nuestra marca se identifique con un sexo o edad concretos no va a determinar nuestro éxito, pero sí ayudará a crear la imagen que queremos tener. “

Por supuesto, si algo no refleja la imagen que queremos tener, debemos realizar los cambios que hagan falta para mejorar la percepción de la marca, para que así los públicos perciban lo que realmente somos.

Construir la personalidad de marca no es fácil, pero compensa

Aunque lo común siempre ha sido amoldar la personalidad de marca al público al que se dirige, cada vez son más las empresas que deciden construir su propia personalidad sin que eso sea el factor que más influya.

Lo importante es que tengamos una personalidad fuerte y única, que nos diferencie de los demás y que esté presente en todo lo que hacemos y decimos. Construir una personalidad de marca no es fácil, pero compensa, y mucho.

Y ahora, sabiendo todo esto, seguro que has pensado en tu marca. ¿Tienes claro cómo se percibe?

UUP-andrea-sanchez
Andrea Sánchez Chinea
Un apetito insaciable de historias y marcas
13/06/2018

Comparte si te ha gustado:

Suscríbete para recibir novedades.

Recíbelas en tu email antes que nadie:

Consiento el uso posterior de mis datos para envío de información comercial y novedades y acepto la política de privacidad

Información básica sobre Protección de Datos: En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos 2016/679, E-MEDIA CINCO VILLAS S.L. pone en su conocimiento que su dirección electrónica, así como otros datos de carácter personal que puedan figurar en este formulario forman parte de un tratamiento de datos de carácter personal cuyas características se detallan a continuación:

Responsable: E-MEDIA CINCO VILLAS S.L.

Finalidad: Te mantendremos informado con noticias de interés.

Legitimación: Tu consentimiento a través de este formulario.

Destinatarios: Puedes estar tranquilo, en Uup no cedemos datos a terceros.

Derechos: En todo momento puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos.

Plazo de conservación de los datos: Guardaremos tus datos mientras no nos solicites su baja.

Información adicional: política de privacidad