Experiencias

Objetivos de un plan de comunicación

Nos aconsejan tener un plan de comunicación. Nos dicen que nos servirá para tener una comunicación más homogénea y más ágil, ya que la planificamos con antelación. Que seremos más organizados, que nos ahorrará tiempo en el futuro. Pero, aparte de ganar eficiencia, ¿qué podemos conseguir realmente con un buen plan de comunicación?

En este post te desvelaremos los objetivos que puedes alcanzar con un plan de comunicación, y qué cosas debes tener en cuenta.

Definición del plan de comunicación: qué debo tener en cuenta

A la hora de sentarte a planificar tu comunicación, tienes que tener en cuenta todas las áreas del negocio (y que ya habrás trabajado anteriormente). El plan de comunicación es una herramienta que, entre otras cosas, nos lleva a alcanzar los objetivos del plan de marketing, y este nos ayuda a conseguir los objetivos estratégicos. Plasmando los objetivos que quieres conseguir, desglosando las acciones que vas a hacer para alcanzarlos y midiendo los resultados que vas consiguiendo (y rectificando las acciones si ves que no estás consiguiendo los resultados que esperas).

Y no nos cansaremos de repetirlo: los objetivos tienes que concretarlos mucho. Podemos ponernos como objetivo «ser la marca que mejor comunique del mundo», pero si no lo defines más, no sabrás si lo has conseguido y no vas a saber ni por dónde empezar. Si no sabes cómo hacer tus objetivos SMART, revisa este post que seguro te ayudará mucho.

No olvides que la comunicación no es exclusivamente de puertas para afuera. También tenemos que contemplar la comunicación interna y llevarla a cabo.

¿Plan de marketing o plan de comunicación de una empresa?

Un plan no excluye al otro. Al contrario: lo ideal es trabajar ambos. Parece mucho trabajo, pero créenos cuando te decimos que así conseguirás resultados.

Es muy importante que no confundas plan de comunicación con plan de marketing. A grosso modo, el plan de comunicación se centra en la transmisión de mensajes a sus públicos por los canales más convenientes, mientras que el plan de marketing es más global: abarca la promoción, la distribución, la política de precios, e incluso el propio producto o servicio que comercializamos. Si quieres profundizar más en este tema, y también necesitas un refuerzo para elaborar tu plan de marketing, échale un ojo a este post.

Objetivos plan de comunicación

Objetivos que puedo conseguir con un plan de comunicación de mi empresa

Lo primero que te reporta tener un plan de comunicación, como adelantábamos en la introducción del post, es eficiencia. Planificar nos ayuda optimizar los recursos que vamos a invertir, tanto económicos, como materiales y humanos.

Y aparte de eficiencia, conseguimos alcanzar objetivos estratégicos:

Fortalecer imagen de marca

Cuando nos dejamos llevar por el día a día es fácil perder el foco y “maltratar” a la marca; un día nos parece que los colores que utilizamos no son los más chulos y nos da por cambiarlos sin sentido, trabajamos mensajes que no nos ayudan a alcanzar los objetivos, modificamos el tono y estilo comunicativo… Y acabamos teniendo una marca que no transmite de forma coherente lo que es.

Un plan de comunicación nos ayuda a evitar todo esto. Habiendo trabajado la identidad de la marca previamente, seguiremos sus directrices y mostraremos a los públicos que somos una marca fuerte, homogénea, reconocible y diferencial en cualquiera de sus comunicaciones.

Llevar a cabo la estrategia del negocio

Ya hemos trabajado y tenemos claro quiénes somos, a qué nos dedicamos, cuál es nuestra propuesta de valor y nuestro posicionamiento, qué nos hace diferentes a los demás, quién es nuestro público objetivo… ¡Ahora toca decírselo al mundo!

Teniendo en cuenta todo lo anterior, construiremos los mensajes que vamos a difundir en los canales en los que se encuentra el público al que queremos llegar.

Ayudar a la captación de clientes: atracción y conversión

Una comunicación que te haga destacar entre la competencia es clave para atraer a tu público ideal. Es imprescindible estar en los medios adecuados para que te conozcan y trabajar mensajes que les despierte curiosidad y se acerquen a nosotros para conocernos.

Y no solo atraeremos nuevos usuarios, sino que además, el plan de comunicación nos ayudará a conseguir objetivos de conversión gracias al inbound marketing. Como ya sabrás, esta técnica nos ayuda a que sea el usuario el que venga a nosotros, ya que le damos algo a cambio gracias a un lead magnet.

Además, cada día se avanza más en las funcionalidades de compra dentro de las redes sociales, canales que nacieron como un simple escaparate de comunicación, en los que, como mucho, podíamos mantener conversaciones con los usuarios. Ahora, con solo un clic en un post, pueden comprarnos. Así que también ayudamos a la consecución de los objetivos de ventas. ¡Está todo relacionado!

Detectar necesidades del mercado

Pensarás que esto se nos ha colado dentro de los objetivos que puede cumplir un plan de comunicación. Pero ¿cuántas encuestas has visto últimamente en las cuentas de redes sociales de alguna marca? Seguro que más de una. Y, como acabamos de comentar, las redes sociales eran en principio solo un escaparate de comunicación.

La comunicación (y la digital lo ha impulsado aún más) nos ha ayudado a conseguir algo que vale millones: obtener información directamente de nuestro público objetivo.

Podemos saber qué piensan de nosotros, cómo está afectando las decisiones estratégicas que tomamos, y se crean conversaciones entre los usuarios y marcas. Esto ayuda a crear comunidades de puro amor entre marcas y clientes, y de paso, detectar nuevas necesidades o intereses y desarrollar nuevos productos o servicios.

Fidelizar a nuestros públicos

Pregúntate: tú, como usuario, ¿a cuántas marcas sigues en redes sociales? Si te pones a revisar las cuentas a las que sigues, seguro que te sorprendes porque serán más de las que pensabas. Y las sigues porque tienen un mensaje que te interesa, estás pendiente de sus novedades, o porque has conectado emocionalmente con la marca.

La comunicación nos ayuda a crear vínculos con nuestros públicos. Cuando sientes que formas parte de algo, es muy difícil que te despegues de ello.

Y esto no funciona solo para nuestros clientes, sino también para nuestro público interno. La comunicación interna nos ayuda a mantener viva la marca en la mente de nuestros trabajadores, colaboradores, proveedores… recordándoles para qué marca trabajan y haciéndoles partícipes de la realidad de la empresa.

 

Ahora que sabes todo lo que puedes conseguir con un plan de comunicación, ¿a qué esperas para trabajar sobre el tuyo? Si no sabes por dónde empezar, contacta con nosotros y te guiaremos para que consigas comunicar tu marca de la forma más eficaz.

Andrea Sánchez Chinea
Un apetito insaciable de historias y marcas
24/08/2022

Comparte si te ha gustado: