Experiencias
Marketing Digital

3 formas de pescar clientes en internet

Internet es como el mar: desconocido, inmenso y abundante en fauna. Aquí se encuentran tus clientes, lo sabes, pero te cuesta localizarlos. Por lo tanto, te cuesta «pescarlos».

Si alguna vez has ido a pescar sabrás que es una tarea que requiere su tiempo. Localizar el mejor sitio, preparar la ropa de pesca, el material, la comida, igual hasta alguna cervecita 😉

Pescar en Internet tiene mucho de esto. Existen distintas técnicas, unas más inmediatas, otras que te darán resultados a largo plazo, algunas para conseguir muchos pececillos y las hay para pescar el pez más gordo. ¿Quieres conocerlas? Vamos allá.

Dependiendo de tus objetivos deberás usar una estrategia u otra para pescar clientes.

 

Tu estrategia de pesca en internet dependerá del tipo de pez que quieras pescar

Pescar clientes con red en Internet

¿Quieres llegar a mucho público? Si tu principal objetivo es conseguir una gran cantidad de impactos y quieres muchos pececillos sin importante el tamaño de estos, te proponemos una técnica que podría considerarse la pesca con red en Internet.

Imagina que vas a realizar una campaña de gran consumo, orientada a un público muy amplio. O que tus objetivos son de visibilidad de marca. En estos casos, este tipo de técnicas son muy apropiadas porque te permiten llegar a una gran cantidad de personas con poca inversión.

La técnica que usaríamos en este caso es la publicidad programática. ¿De qué se trata? De incluir tus anuncios en multitud de portales y webs de terceros para que sus visitantes vean tu publicidad.

Incluir en tus estrategias de captación publicidad programática te permite impactar en mucho público con un coste bajo.

 

Este tipo de técnicas de atracción suelen ser eficaces, sobre todo, cuando trabajamos la parte inicial del embudo.

Si quieres más recursos e información para atraer a clientes a tu página web o redes, no te pierdas nuestros recursos para mejorar tu presencia online.

Pescar clientes con cucharilla en Internet

Si no estás muy familiarizado con la pesca igual estás imaginando que se trata de intentar atrapar peces con una cucharilla de café. ¡Ojo! Seguro que alguien es capaz, porque hay gente para todo, pero no se trata de eso.

La cucharilla es un artilugio de pesca que imita a un pececillo, que tiene elementos metálicos que reflejan la luz y va atrayendo a los peces hasta el anzuelo. ¿Ves ya por dónde va el tema? La cucharilla se lanza lejos y se recoge una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. Como hemos dicho es un ejercicio de paciencia.

A nosotros esta técnica nos recuerda mucho el inbound marketing o marketing de atracción. ¿Cómo funciona esta técnica? En lugar de lanzar directamente tu anuncio o anzuelo, suministras información sobre tu sector para atraer a posibles clientes. Siguiendo tu funnel de ventas, la información irá de lo más genérico, para aquellos contactos más verdes, hasta información concreta sobre tus productos o servicios para los leads más maduros.

Todo cumpliendo con una premisa: aportar valor. Tienes que ser capaz de ofrecer contenido relevante en cada una de las fases del funnel. Para ello hace falta conocer a tu público, dar respuesta a sus necesidades y, como hemos dicho, tener paciencia.

Pescar clientes con anzuelo en Internet

Y terminamos con el ejemplo más típico pero con algún apunte que puede marcar la diferencia entre una buena jornada de pesca y un día perdido.

No hace falta que te explique en qué consiste la pesca con anzuelo. De hecho, «anzuelo», «gancho» y términos similares son palabras que ya se han integrado en la terminología de ventas.

Esta técnica es la más agresiva de todas. Piensa que plantas el anzuelo delante de la cara de cada persona ¡PAM! ¿Cuál es la clave? Seguro que ya lo sabes: asegurarte de que el pez tenga hambre, que le gusta el cebo, que necesita tu producto/servicio. Te explicamos más un poco más abajo.

Para pescar clientes con anzuelo necesitarás un buen cebo que los atraiga.

 

Cebos los hay de todos tipos: descuentos, ofertas por tiempo limitado, promociones por cantidad o exclusivas para determinados grupos, etc. ¿Cuál es el más apropiado? Depende de cada caso.

¿Qué podemos hacer para que nuestra pesca de clientes con anzuelo tenga éxito? Allá van algunos consejos:

  1. Busca un lugar con peces. De nada vale pescar en una charca vacía. Por muchas horas que estés echando la caña no conseguirás nada. Vigila que echas el anzuelo en el lugar adecuado.
  2. Asegúrate de que te diriges a la persona adecuada. Para ello estudia a tu cliente, sus necesidades, sus expresiones. Habla su lenguaje para conectar con ellos.
  3. Usa un buen cebo. Puede parecer lógico, pero estamos hartos/as de ver publicidad a todas horas y, para que algo nos llame la atención, debe ser atractivo. Trata de ser relevante y, a poder ser, diferente.
  4. Busca el momento apropiado. Puede ser que el pez al que te dirijas acabe de comer y no tenga hambre, o que esté ocupado hablando con otro pececillo que pasaba por allí o huyendo de otro más grande. Si ha visto tu cebo y ha visitado tu página pero no ha mordido el anzuelo puedes volver a ponerle el cebo delante pasados unos días. También puedes ofrecerle otro cebo distinto o uno más grande según su comportamiento. Interesante, ¿no?

Aumenta tus contactos con el plan de captación de leads

 

Víctor Mógica
Rocking' all over the brands
05/04/2021

Comparte si te ha gustado: